22 de noviembre de 2006

Popurrí

Ayer fue un día de aventuras.

Hace algunos meses, un amigo me llamó a la madrugada diciéndo que quería que le preste mi dvd. En ese entonces estaba viviendo sola en el departamento, el Demoño se había ido a dormir a la casa de su papá y yo estaba ahí en mis dos plazas y media de colchón... solita... Le dije al Diego que venga no más, que yo le daba el dvd. Unos minutos más tarde, llamó de nuevo. "Estoy abajo" dijo... Ya te timbro. Timbre, pero no pude escuchar el sonido del timbre del lado del teléfono... que raro pensé. En eso el Diego se da cuenta que no está frente a mi casa, si no a la casa de mi mamá, y me dice... ahurita cojo otro taxi y caigo a tu casa. Llegó como a las 4 de la mañana y se llevó el dvd.
No habíamos hablado... y cada vez que quedabamos en vernos algo pasaba.
Pero ayer las estrellas se pusieron de nuestro lado y pudimos encontrarnos.
El Diego está en una depresión muy fuerte. Le cayeron todos los problemas al mismo tiempo. Su papá falleció de manera muy sorpresiva y fugaz, y su novia no pudo resistir que él estuviera tan triste y con tantos problemas con su familia, que decidió irse donde un hombre sin problemas.
Estaba flaco, con los ojos muy hundidos, y pálido. Pero con un rato de diversión y unas chelas, pude mejorar su ánimo y al final, un abrazo gigantesco.

Salí de la casa del Diego y fui caminando con uno de sus amigos hasta el KFC, me moría del hambre!!! Mi mochila estaba demasiado pesada porque tenía el dvd dentro de ella. Más tarde había un concierto que no me lo quería perder por nada del mundo.
Así que volví a casa a dejar el aparato. En la casa, estaban discutiendo que hacer con la senilitud de mi abuelo, y en donde lo iban a recluir. Yo no quise ser parte de la discusión... Entiendo que nadie está dispuesto a cuidarlo, sobre todo en el estado de senilitud mal genia en la que se encuentra.

Así que baje caminando hasta el Trolebus, y minutos después llegué a la Plaza del Teatro a ver a Sal y Mileto.
Esta banda es la banda hito de Quito. Son una banda genial! Hace algunos años (muy pocos) su vocalista murió después de un concierto, entonces la banda se separó. Ahora vuelven a estar juntos y traen a un nuevo guitarrista con ellos.
Yo los había escuchado sólo en disco.
En vivo se escuchaba muy diferente, claro, faltaba la voz del anterior vocalista, y otra cosa que había cambiado era la musicalidad de la banda, el nuevo guitarrista, hacía sonar a la banda más pesada, y las canciones mucho más rápidas. Eso me desilusionó un poco. Yo no soy de las personas a las que les gusta mucho la música muy pesada, entonces escuchando algo que antes sonaba tan melódico y tranquilo pasarlo a tan pesado me desilusionó.

Entonces ahí estaba yo, a un lado de la tarima, abrazada del novio cuando de pronto a mi lado pasaron un grupito de niños de apróximadamente unos 8 años, tal vez menos, eran super bajitos (y ojo que para que yo en mi metro y medio diga que eran bajitos es porque realmente eran BAJITOS) y pasaron empujándome y haciéndo relajo.
Veinte minutos después (tal vez más) quise ver la hora, y no encontraba mi celular... no estaba en los bolsillos de mi chompa, ni en los del pantalón y obviamente tampoco estaba en la cartera.
Me robaron mi celular. Es chistoso... yo andaba deseando muy fuertemente que se me pierda mi celular. Tanto así que ante ayer pasé mis contactos a una hoja de papel.

Sin el celular, me olvidé de la hora. Y cuando terminó el concierto, fuimos llevados por la masa dentro de un hotel, el novio se quedó afuera conversando con alguien y nos perdimos del grupo de gente del "after party".
Salimos de nuevo a la calle, y cierto muchacho exánime salía también del concierto, y propuso irnos a comer pizza en Guápulo.

En Guápulo, dos hermanos ninja diyseses ambientaban el Ananké. Todos comieron pizza y tomaron cervezas. Yo... tome Güitig y me comí un chicle de sandía auspiciado por Don Cadaver.

Volví a casa a las 11 y media de la noche... Super cansada y feliz de no tener celular... creo que extrañaré que me de la hora.

6 comentarios:

Atrapasueños dijo...

a mi me pareció que sonaron muy bien los Sal y Mileto, no mejores que antes pero si bien arrechos

lástima por el celu

un abrazo

Alice in Oz dijo...

Q te dire mientras tu gozabas de sal y mileto, mis demonios vovian a inundar mi cabeza...

Nacoboy's Vanilla Parade dijo...

Cosas que da gusto perder:
-La virginidad
-El acné
-Un choro que te sigue
-El chapa que te iba a multar (q casi es lo mismo q el anterior)

Pero el celular oye... vos si q eres... mejor le apagabas y le dejabas en casa, pero cuestión de opiniones, capaz es que si no estás en Porta, no estas en nada.

LA Gaby dijo...

Cosas que da gusto perder:
-El celulacho!!!

Ya no me siento controlada por el aparatito que me dice la hora, me despierta en las mañanas, me recuerda los cumpleaños y los deberes, me ayuda para anotar los próximos post que quiero escribir, que me da los números de las personas con las que quiero hablar, que hace que cualquier persona me encuentre en cualquier lugar de Quito en el que esté...

Maldita sea!!! Si lo extraño!!!!

los ninja brothers dijo...

Celular es celular y Sal y Mileto es Sal y Mileto,
a mi me pareció una bestia el concierto y si se me pierde el cel, se cagó.

Gaby, el Lucho Pelucho es lo máximo, creo que es verdad todo lo que dices, comparando el concierto con los discos, pero OJO: unas 2 mil personas en plena lluvia, bailando y cantando cada canción como legendaria, un escenario de lujo, sonido a lo bestia y todo bacán, a mi me saco una sonrisota de la cara, diga???

P.

LA Gaby dijo...

Si si... tienes toda la razón... pero suena metalero y no puedes negarlo!!!!