10 de noviembre de 2006

La pena de Pepito

Este mail me mandó mi hermano... Me ha hecho reir, pero también pensar en cuan homofóbicos y cuan cerrados de mente somos los ecuatorianos.

Cuando la maestra le pregunta a Pepito acerca del oficio de su padre, tímidamente le responde: "Mi papa es bailarín exótico en una disco gay y se quita la ropa delante de los otros hombres y le ponen dinero en su calzoncillo, algunas veces cuando la oferta es buena, se va con los clientes a sus casas a hacer sexo por dinero. La maestra al oír esto quedó sorprendida, rápidamente les dio tarea a los otros niños para que se entretuvieran mientras se sienta con Pepito en un rincón y le pregunta.

-Pepito es cierto lo que me dijiste acerca de tu Papa"?

-"Noooooo" dice Pepito en voz baja:

-"El está trabajando en la campaña de Alvaro Noboa, pero me dio vergüenza decirlo enfrente de todos".

** * JA JA JA !!!!!!

Mario G. Aguilera Bravo

Quito-Ecuador

3 comentarios:

Santhros ibn Shinu dijo...

Razón tiene Pepito.

Tofu - sama dijo...

Ya lo he dicho monton veces, estamos en la sociedad CHIOPPO. Escuchan sexo y se persignan. Se quedan sin desayunar por ir a misa. Una aventura con sexo casual (y que no implique una borrachera que deje total K.O.) es una empresa espartana.
Oh Dios, las guevadas cometidas en tu nombre...

dark ikari dijo...

me gusto el chiste, perfecto para animar mi lunes