14 de noviembre de 2006

mi breve incursión a la política

Un día Laura de 6to Físico se acercó a mí y me dijo:

-Oye, van a ser las elecciones del Consejo Estudiantil, tiene que haber uno de cada curso, ¿Quieres ser mi vice presidenta?

Sin pensarlo mucho -la verdad- acepté.

Junto a Laura buscamos a los niños más alternativos del colegio, ella representaría a 6to Físico-Matemático, yo a 6to Ciencias Sociales, su novio El Coral a 6to Químico. Perdonen si me falla la memoria y no recuerdo a todos los participantes de mi consejo. Por 5to Sociales estaba El Mono, en Quinto Físico el Baloo, en Quinto Químico... y ya... lo olvidé todo.

La campaña fue de lo más anti-campaña posible. Nuestro contrincante El Eduardo, era un tipo más o menos con el mismo perfil de Alvarito, un mansito de plata, hecho el pilas que siempre quiso ser el presidente del Consejo Estudiantil.
Alvarito... digo Eduardito, prometía y prometía, tenía un plan de gobierno, tenía muchas ideas, quería regenerar el colegio, proponía "el cambio".

Nosotras en cambio, no prometíamos nada, no llevamos Dj, no repartimos jotdocks, no hicimos cartelitos, no hicimos pins... Y cada vez que nos pasaban el micrófono, en los debates, o cuando hacían parar al Dj para que hablemos, siempre decíamos que no ibamos a hacer nada, y que no voten por nosotras.

El día de las elecciones, Eduardo se veía nervioso, estaba tenso, sudaba frio, pero pensaba que tenía la victoria entre sus manos. Laura y yo comíamos una salchipapa en el bar.

Cuando de pronto, durante el lapso final del conteo de votos, El Negro viene corriendo a nosotras y nos dice:

-GANARON!
-Yafff... vamos a chupar...

Con el Coral, y el Fercho -quien se merece un post... es más... lo escribiré pronto- nos fuimos a "festejar" Nos tomamos una botella de Norteño, nos chumamos, muchamos y después caduno pa su casa.

Durante nuestro gobierno, Laura y yo cumplimos con lo dicho en campaña... no hicimos nada. Nos dieron una copia de la llave de la puerta principal, la cual usabamos a diario, para irnos a la Casa de la Cultura a fumar.

Un día viene el inspector general a mi curso y me dice:

-Gabriela, tienes una reunión de Consejo en la oficina del Rector. Avísale a la Laura.
Yo pensé que entonces la democracia se había acabado, y que iban a ponerle a Eduardito de presidente.
Subí a 6to Físico.

-Laura... reunión de Consejo en la oficina del Geovanny.
A ella le dio la misma impresión.

Cuando llegamos, estaban sentados en la mesa redonda del rectorado, el Señor Rector y el Vice rector.

-Muchachas, nosotros sabemos que en su plan de gobierno anárquico, ustedes dijeron que no harían nada por el colegio. Eso no es bueno. Por eso hemos llamado a Andinatel, y el Lunes nos van a instalar unos teléfonos monederos dentro del colegio. Lo haremos pasar por obra suya.

-Bueno...

Y nos fuimos. Efectivamente, el Lunes llegaron los telefonos monederos. Los alumnos preguntaban a los profes si había sido el rectorado o el Consejo Estudiantil, ellos respondían el Consejo Estudiantil, nosotras deciamos el rectorado.

Y así fueron pasando los meses... e incursioné por primera y última vez en la política.

Tan Tan

5 comentarios:

Raul dijo...

Que cague de risa, me has hecho recordar mis años de colegio

dark ikari dijo...

miralo por el lado amable, cumplieron lo que prometieron jeje

y esoq ue en mi colegio prometieron hasta una piscina y la piscina vino cuando nos graduamos ;_;

Atrapasueños dijo...

lo descrito en este post esta peor que cuando me eligieron presidente del glorios Club Deportivo Social e Cultural Juvenil Oriente

LaÜ dijo...

jajaja.es que cuando uno esta en el colegio es terco, si le dicen que no voten por alguien, por ese votan

oye y que triste lo del posting del niño con el anillo :(

Miguelones dijo...

Bueno, x lo menos fueron honestas al decir q no harían nada y no hicieron nada.

Yo también participé en las elecciones del colegio, quedamos en 2 lugar sin hacer campaña y luego de las elecciones, después gobernamos en el colegio. Creo q pusimos un par de teléfonos, puteamos al del encebollado y le compramos una pelota 5 para la selección de fútbol, de la cual éramos parte.