27 de mayo de 2007

-una noche en casa de mamá-

Ayer fue cumpleaños de mi mami...

La pasamos genial, en un momento todos mis tíos/as se retransportaron a los años 60 y eran un montón de hippies comunistoides que extrañaban al Che Guevara y sabían que iban a Vencer abriendo y cerrando la muralla, y bueno... Todo ese cúmulo de canciones del ayer tocadas en el cuatro de mi tío Dieguinsky incluyéndo a la Persiana Americana en versión son porque teníamos ahí un par de tambores que le hicieron conjunto al cuatro y a la guitarra de mi tío Robertoye.

En la noche quise aprovecharme del buen ánimo de mi mamá y salir a ver a los amiguitos que andaban cerca pero un dolor en la muela del Demoño me tuvo como pelotita de pin pon entre que me voy y no me voy, me voy y no me voy, no me fui.

A las 3 y 20 de la mañana, el marido de la hija de la vecina de mi madre, llegó terriblemente borracho a su casa. Al parecer entró y golpeó a la muchacha, para esto su madre se levantó y sacó a insultos y puñetes al tipo de la casa.
El sonido de la pelea era casi idéntico al que soliamos escuchar en la otra casa cuando nuestro gato Pogo (que en paz descance) se iba de tire con las gatas del barrio...

Llegó la policía y se llevó al tipo en calzoncillos.

Pero mi mamá y yo ya no podíamos dormir, así que nos pusimos a hablar.
Conversamos de muchas cosas, de todos los problemas que teníamos últimamente, me contó que estaba triste por haber terminado con su novio, y yo le contaba acerca de mi novio a quien ella había conocido unos días antes sin saber lo que el representaba para mí.
Definitivamente, vivir lejos de ella y tener estos momentos de conversación tan espontáneos me hace dar cuenta cuan parecidas somos en realidad.

Desde que empecé el blog, andaba buscándo esa ansiada reconciliación con ella, ahora me doy cuenta que lo único que necesitamos es tiempo, pequeños pedacitos de tiempo para poder hablar y poder constatar, que entre nosotras las cosas no están tan mal, y seguir mirando al "bright side of life".

2 comentarios:

Carlos dijo...

...esos casuales encuentros y momentos de charla, en frío, sin buscarlos, son los más objetivos porque es un instante en que nadie está a la defensiva.

Me alegro por vos y tu mami, qué bacán!

Yo hoy fui a los años donde mi abuela, es una cague de risa todavía...ya te he de contar.

Te extraño loquita!

Majinga SXEtto dijo...

Vamoahi Loka bakan el reconcilie con tu vieja!!!!!!!!