18 de mayo de 2007

-El Ganador es:-

Mis respuestas favoritas son:


stv dijo:

Jaja, ya me pusiste creativo... veamos que sale.

Bueno se me antoja aventurarme a definir el tiempo no desde su angustioso tic toc, sino desde su valor de uso.

Lo que conocemos y damos por sentado es el presente, y desde aquí partimos. Tenemos un pasado que se hace difuso con los años y un futuro que quién sabrá mismo qué cosas... Pero pienso que la riqueza del tiempo está en la posibilidad de valorar la vida propia (y el historial de la humanidad) como un acordeón de épocas y momentos; el cual podemos desplegar para que el Ayer y el Hoy queden lejos (y decir "antes nos iba mejor") o podemos plegarlos para que las paredes se junten y entonces poder descubrirnos recordando pasados remotos y percibiendo olores del ayer en el ahora (y poder decir que “cada vez que alguien me besa el cuello me acuerdo de tu tibia respiración detrás de mi oreja”). Osea, creo que lo bueno del tiempo es poder descubrirnos a nosotros mismo, en el presente, al mirarnos en un personaje mitológico o al recordar que nos gustan las amarguras porque mi madre se antojaba de cascaritas de limón cuando me llevaba en el vientre. La posibilidad de viajar entre épocas.

Abramos un paréntesis. (Hace poco viste "The Hours", tomemos esa película. Las mujeres de Las Horas no solo “son” en cuanto a sí mismas, en su individualidad, “son” en cuanto se relacionan, sin saberlo, entre ellas. El valor del tiempo en ellas se da de acuerdo a lo que cada una hace en su vida reflejándose en la otra. El valor de la vida, de los momentos, se da en la película de acuerdo al Valor Especular del tiempo (un juego de espejos). Aunque el tiempo las separe y no se conozcan, nosotros podemos espiarlas en su acronía y redefinirnos -quizás llorar o reír- gracias a ellas. El enlace entre ellas puede ser un libro o un jarrón con flores, pero lo rico de esos detalles es que nos dicen que el valor del tiempo está en el detenerse en los detalles para poder, gracias a ellos, conectarnos entre épocas. No se trata de ir por la vida corriendo contra el tiempo sino de tomarse unos segundos para leer un libro (o recordar el pasado) y mirarnos ahí para potenciar el presente. ¿Cómo decirlo? Quizás el tiempo no vale mucho por su capacidad de arrugarnos, sino por la posibilidad de espiar entre épocas para poder re-valorar y re-direccionar el presente. En los detalles.)

Quizás lo rico del tiempo no sea el preocupante "ya no soy" o "qué seré". En lo personal, disfruto del tiempo cuando me permito jugar entre épocas, saltarme de un espacio a otro y dejar que un aroma específico -el del chocolate que tomé de niño, el mismo de la adolescencia, y el de la cita con él- me transforme en niño, adolescente y hombre; aunque sea por unos segundos. ¿Qué es lo que quiero decir? Pues que el tiempo puede disfrutarse mejor desde la acronía donde, sin confundirla con la yuxtaposición aleatoria, podemos entrelazar las épocas; y distanciarnos y acercarnos, encajarnos y comprendernos como un eterno juego de muñecas rusas (aunque eso ya expliqué en un post una vez), todo eso si nos permitimos dejar que un detalle nos transporte entre distintas horas. El tiempo como oportunidad para recordar y viajar entre épocas enriqueciendo el presente y confabulando para el futuro. Pero bueno, me doy cuenta que no he respondido a tu pregunta de qué es el tiempo, sino que te he contado qué es lo que me gusta hacer para jugar con él y cuál es, según yo, su valor.

Jaja =P, me pusiste creativo.

Juan dijo:
Con todo respeto: el tiempo s que el que nos usa. Como una vez imagino Cortazar: cuando misras la hora en tu reloj, es el reloj el que te mira a ver si sigues ahí... O peor: cuando haces un regalo, eres tu el regalado a ver si en realidad alguien quiere hacerse cargo de ti. El camino de definir el tiempo, en el sentido de identificar al enemigo para actuar, va a resultar infinito, !pues cuanto no queda por decir sobre el tiempo!Y a la final uno "pierde" el tiempo definiendo que es el tiempo, para sorprendernos que lo hemos desperdiciado, que no lo hemos aprovechado...Lo que sale como planificar un GRAN viaje para que en el momento de zarpar, nos de una gripe de esas hijuep... Para vivir ya no necesitamos descripciones, peor recetas, necesitas un encanto un hechizo: un acto de fé, que para los motivos de la pregunta original, va a ser más efectivo que definir el tiempo, porque sino te recomiendo a Steven Hawking... Encantante! Embrujate! Vive el tiempo parea que este no termine viviendote, mejor dicho matandote a ti, colgandote con un alfiler en la esponja de la mariposas de colección. Entonces para afuera pareceras hermosa, pero ya estaras muerta... Hechizate! Arriesgate! Vive, entonces no te importara si el tiempo es una mancha de mayonesa en los ojos de la gente o si se trata del "acto totalizador que el ser-para-si pretende ser, y desde el cual es...".
Dejo el anonimato y, a la final te digo que es el tiempo: una pluma blanca deslizandose en los pechos de mi amada justo hacia mis manos...

Stv, usté digame en la U que es lo que quiere de premio, y Juan, en el perfil está mi msn, así que únase a la conversación virtual para que nos pongamos de acuerdo sobre su premio también.

Gracias a todos y todas las que participaron, gracias por ayudarme en un momento de crisis existencial...

2 comentarios:

Juan dijo...

Que emoción... Aunque, es lo paradójico, yo me quedé con la sensación de "quetanseraeltiempo"...Te agradezco por haber sembrado esa semilla de extrañeza... El origen de tu pregunta fue el más sincero del mundo. Por eso fue mi curiosidad el otro día de saber porqué preguntabas eso...Mi opinion fue desde mis "botas", pero otra cosa debió haber sido ver tiempo brumoso desde tu punto de vista.NO ENCUENTRO TU MSN PARA CONTACTARTE.juanpalazio@yahoo.es

Stv dijo...

Gracias Gaby, genial que te haya gustado mi especulacion jejeje. No me lo esperaba. Te dejo abrazos y besos!