25 de agosto de 2009

-cuando perdí el asco-

No soy una persona asquienta... Bueno ahora no (mucho).
En la adolescencia si lo fuí cualquier cosita me daba asco y me quedaba pensando en ello sólo para revivir el sentimiento asqueroso.

Era una tarde casi noche de algún viernes o miércoles del 99 o del 2000 en la esquina del Cinemark.
El Andreito (+) estaba hiper borracho y su hermano me vino a buscar a la Plaza esa a pedirme que lo cuide mientras él y su otro pana se iban a buscarle café o algo para que se mejore.

Y ahi estaba LA Gaby sentada en la vereda con la cabeza de su amigo borracho en las piernas.
Tenía la cabeza muy pesada entonces lo recosté en el piso. A la final estaba tan ebrio que no le importaba nada, y me daba las vueltas esperando a que el ñaño y el pana regresen.

Derepente sentí que el Andreito se movía a mis espaldas, regresé a ver y su cara estaba poniéndose morada y como que temblaba o algo.
Me asusté muchísimo, no sabía que hacer, no sabía que pasaba, lo único que se me ocurrió fue meterle una cachetada y gritarle "REACCIONA".
La cachetada viró su cara a un lado y vomitó tanto que el líquido ese baboso caía al asfalto.

Ese día perdí el asco al tener que levantar a ese gordo y limpiarlo con mi saco.

--------------------
Ahora que mi vida no tiene mucho que contar en el presente... empezaré a recordar.
Con esto de que el THC estira mis neuronas y me quita la memoria creo que sería bueno tener un registro de mis aventuras y desventuras pasadas.

Así que comenzamos... again.

4 comentarios:

Chopan dijo...

el vómito hermana a las personas jejeje

wuakala... si me ha pasado

Jimmy dijo...

jajaja que loco eso. Yo no soy asquiento y siempre hago asquerosidades con mi primo pequeño en la mesa, para joder un rato jaja

Saludos

Ursus Andinus dijo...

No se porque soy alguien muy resistente al asco, si toca aguantar o ver algo muy feo hay que tener estómago para lo que uno ve en la vida.

Un abrazo y que bueno que no tengas demasiado asco...

Ursus Andinus dijo...

No se porque soy alguien muy resistente al asco, si toca aguantar o ver algo muy feo hay que tener estómago para lo que uno ve en la vida.

Un abrazo y que bueno que no tengas demasiado asco...