16 de abril de 2008

-jauría-

Puede que haya sido mera coincidencia... Es más, para toda esa gente con los pies en el suelo, suena a sólo coincidencia. Pero después de leer el blog de la ñaña del hermoso ser del universo, me puse a pensar dos veces sobre esto.

La escena es la siguiente, salía yo de una entrevista de trabajo, iba a ver si entraba de profe a un colegio que es más periférico que mi casa, cuando salí la secretaria me ofreció llamar un taxi y acepté gustosa (porque de ahí no iba a salir caminando ni loca).
Entonces salí al parqueadero del colegio y esperé pacientemente el taxi.

Derepente y de la nada un pequeño perro negro caminaba por la calle de tierra frente a mí. Como dirían mis panas del Manso, el man "iba vacilando su trip" sin hacerle daño a nadie, todo fresco, "cancheraso". En eso un grupo de 5 perros, de lider un Gran Danés, se acercan agresivamente al chiquito canchero.
Los perros se le abalanzaron a mordiscos y la pelea era impresionante... impresionantemente injusta.

Yo no avancé a sacar mi cámara a tiempo, el chiquito canchero pudo escaparse entre las patotas del Danés, y salir corriendo.

Entonces empecé a preguntarme si es que esto, que había pasado sólo frente a mis ojos, significaba algo... ¿Soy yo el Gran Danés y sus pandilla? ¿o soy el chiquito canchero? ¿Será este un mensaje divino? ¿o maligno?...

O será que estoy loquita y ando viendo cosas donde no están...

6 comentarios:

EL dijo...

uno ve y piensa lo q cada uno quiere ... trata siempre de ver lo simple de las cosas y no trates de complicarlas aun mas de lo ya son .... asi de simple si no vas a estar viendo el numero 23 en todos loslados jejeje ya sabes a lo q me refiero ... la vida es simple si realmente quieres q lo sea ... cada uno se las complica ...

Rockolero Jack dijo...

jaja su reflexion del final del post me recordó bastante la escena final de pulp fiction cuando Jules explica a "Ringo" quien es el bueno o malo en la vida, haciendo referencia al pasaje de ezequiel qué Jules sabía recitar...

Muy buen punto Gaby, dejó pensando amiga. Aunque mi opinión sería que tu mismo decides quien eres.

Un abrazo y espero que este muy bien!

Topes!

Ludovico dijo...

a veces, juganmos en jauria. ahora estamos todos muy solos.

Albián Pinzón dijo...

en la mitología celta hay muchos momentos como el que cuentas, que dadas las veces que se repetían, los celtas les dedicaron especial atención. Así que, ¡pongale ojo!

albo75 dijo...

damn color pills..... alguna expiró me parece....

saludos guambra

Dorian Gray dijo...

Apuesto a que has sido jauría y perro solo más de una vez... esos reflejos te ayudan a darte cuenta de que ambos lados son terribles... lo mejor es estar en TÚ puesto...

Observando

Un Abrazo, desde la orilla de mis cuentos