10 de noviembre de 2007

-hurt so good-







La verdad no hay mucho que decir después de haber experimentado lo rico de un tatuaje...
Es un dolor extrañamente doloroso y delicioso, entre orgásmico y paniqueante...

Delicioso dolor...

6 comentarios:

Evan dijo...

No lo he experimentado, pero supongo que se sentirá un placer extraño, no?

Te quedó lindo??? :)

Que tengas un lindo finde, Gaby, besos al demoño!

Ludovico dijo...

eso es adictivo. te lo digo por experiencia. 6 tatuajes despues.

Carlos dijo...

...dolor exquisito jejeje

Hoy lo veré! :)

Gilda dijo...

¡Queremos ver ese tatuaje!
Aunque personalmente no me haría uno (el pánico al dolor es más fuerte), siempre me han parecido geniales.
Un saludo, mujer.

Colores dijo...

ay, qué lindoooo!!! me encantan los tatuajes!!! tengo en mis planes el tercero cuando deje de amamantar a mi bebotina!
Cómo quedó??? qué te hiciste??
besos

AZ dijo...

Una mezcla extraña de sensaciones opuestas y como dijo Ludovico adictivo también, aunque he resistido la tentación de hacerme otro, pero ahi tengo el gusanito.

saludos