13 de marzo de 2008

-Ambato & Latacunga City-

Ayer a mi mamá se le ocurrió que sería una buena idea irnos a Ambato. Iríamos a Quisapincha donde compraríamos un par de chompas de cuero y las venderíamos para empezar el nego familiar. A la final nada de eso pasó porque el bus en el que nos subimos iba a Riobamba y nos dejó al final de Ambato y todos los planes cambiaron. Terminamos dándo vueltas por Ambato con un par de panas de mi mamá y conociendo más de esta ciudad.

Debo decir que el paisaje antes de llegar fue maravilloso. Todos los volcanes estaban recontra nevados, y lo más espectacular fue ver al Cotopaxi nevado casi hasta los pies. Tanta era su blancura que no pude tomarle una foto, porque se confundía con el cielo.

Anotaciones sobre Ambato City:

-En Ambato la gente se ama respetuosamente. En tercera persona. Encontrabamos graffitis con mensajes como: "Jovita la amo" "Quiere estar conmigo?" "Cásese conmigo"

-En Ambato el nombre más común es Juan. Juan Montalvo, Juan León Mera, Juan Benigno Vela.

-Desde Ambato se ve al magnifico Tungurahua con una nube negra encima. Maravilloso.

-Ambato es tan pequeño que las carreras de taxi máximo cuestan 1.50 USD.

Después de estar en Ambato, luego de medio almuerzo, mi mamá decidió ir a comer en Latacunga.

Anotaciones sobre Latacunga City:

-En Latacunga solo hay dos cosas para comer: Pollo asado y Chugchucaras.

-En Latacunga hay nombres bacánsisimos como Tanicuchí.

-En Latacunga la misma señora sigue vendiendo chugchucaras Doña Rosa Jiménez de Calle, y desde hace 20 años que no cambia.

-Para llegar a Quito desde Latacunga uno puede esperar el bus que pasa cada media hora frente a la calle de las chugchucaras o subir dos cuadras e irse en cualquier bus que pasa a Quito cada 5 minutos.

Desde niña aprendí a pedir deseos en esta carretera. Cada vez que uno pasa encima de las rieles del tren que solía pasar hace 100 años por esta misma carretera uno tiene que levantar los pies, pedir el deseo sin respirar y no bajar los pies hasta ver un perro.
Espero que funcione más que cruzar los dedos.

Después de pasar 12 horas junto a mi mamá sin pelear me pregunto cuál fue el secreto... Las grandes cantidades de Litio antidepresivo natural o es que eso de estar lejos de Quito nos hace bien...

Extraño no estar en la universidad... Extraño a mis amigos/as y a mis compañeros/as...

Extraño a mi novio... y ya no tengo más pudin de chocolate para comérmelo por tazones...

6 comentarios:

LaÜ dijo...

y una en cambio quisiera no estar en la u :(

Anónimo dijo...

No estabas en Guayaquil...

LA Gaby dijo...

nop... ya estoy en quito

iPab dijo...

Este jueves me escapé a Latacunga para comer chugchucaras :D.

Nando dijo...

MMMMMMMM......chugchucara!!

Demonios!!! voy a perder al bebe si no me como una chugchucara pero ya!!!

Palulo dijo...

Las mejores chugchucaras son las del centro de Latacunga, donde en la entrada hay una estatua de una mama negra grandota o la del frente con full fotos, algo así como "guíese por la foto de Jeferson Pérez".

¿probaste allulas o el queso de hoja?