2 de octubre de 2007

-what if...?-

Es cierto que uno no debería vivir de los "What if...?" o en nuestra lengua "¿Qué habría pasado si...?" Hoy fue un día en el que me pregunté mucho sobre eso.

Mi vida ha dado muchos giros inesperados en su curso. Y aunque sólo tengo 23 años, a veces parece como si hubiera vivido más de 40.
Porque hay mujeres quienes recién a los 40 les pasa lo que yo viví ya a los 20.

He tomado desiciones erradas. Impulsivas. Sin detenerme a reflexionar sobre lo que vendría a futuro, tal vez es por eso que ahora siempre estoy pensando en lo que vendrá y la paranoia a veces se apodera de mi después de haber pensado en todas las soluciones posibles sobre ¿Qué pasaría si...?

Haberme quedado embarazada tan jóven, sólo demostró que la relación entre mi madre y yo no tenía que continuar. Mi embarazo fue el intento frustrado No. 1 de salir de mi casa, y de huir de mi madre. Mi matrimonio dos años después fue el intento frustrado No. 2 de exactamente lo mismo.

Pero... Y ¿si no me hubiese quedado embarazada? ¿Qué sería de mí hoy en día? ¿Será que seguiría estudiando? ¿Estaría estudiando lo mismo que estudio ahora? ¿Tendría acaso alguna buena razón para estudiar? Y por ejemplo ¿Qué onda con lo de las drogas? Cuando me quedé embarazada, empezaba recién a experimentar con el alcohol y la marihuana ¿Habría trascendido de esas drogas "suaves" a otras más "fuertes"? ¿Será que en vez de estar en la universidad estaría en un centro de rehabilitación?

A mi me encantaría poder tener una vida normal. Tener realmente 23 años...
Ser una chica que puede salir con sus amig@s los fines de semana a bailar, que sé yo tomarme un par de tragos, llegar a la madrugada a la casa y al día siguiente dormir hasta el medio día...
No tener responsabilidades... Poder decidir sobre MI tiempo que hacer con él.
No tener que depender de que otras personas me necesiten en casa a ciertas horas y ser libre de caminar por donde quiera...

Esta noche me siento frustrada... Siento que nada he hecho bien... Que me he equivocado un millón de veces y que sólo después de tanto dolor he aprendido un par de cosas.

Ahora sólo tengo ganas de dormir. En mi cuarto mi Demoño me espera para dormir abrazados, y detrás de la pantalla de Internet Explorer me espera una pestaña de Word donde tengo que terminar mi deber...

De vuelta a la realidad...

10 comentarios:

Unmasked (sin caretas) dijo...

Gaby,

lo bueno es que tenes 23.

Tenes toda la vida por delante, podes cambiarla, moldearla,darla vuelta, lo que kieras.

sos joven e inteligente.

Errores cometemos todos. Lo peor de un error, no es el error mismo sino cometerlo dos veces, y por ahora veo que ese no es tu caso.

Mi padre siempre dice que el camino correcto, es el mas dificil, y mientras sigas ese camino, las cosas se te daran solas y nadie podra tocarte.

Te mando un abrazo y no bajes los brazos. :)

Petra

natyco dijo...

Arrepientete solo de los q no has hecho... tienes razon cuando dices:
"Porque hay mujeres quienes recién a los 40 les pasa lo que yo viví ya a los 20."
y es mas, hay mujeres q nunca lo viviran... has vivido lo q has querido, has sido feliz, has tenido malos ratos... y sigues aqui, eres una mujer fuerte, una buena madre, xq bien podrias mandar todo a la mierda, dejar al demonio x ahi, botar la U y salir x ahi a joder sin control, pero no, sigues luchando x ti y x tu bebe y no cualquiera hace eso... como q no has hecho nada bien????todos tenemos una u otra limitacion... tu decides TU tiempo, lo estas haciendo, ten paciencia...
Tienes un monton de cosas buenas, no te frustres x webadas... Encima eres autentica, acolite, buen dato y eres querida x tod@s... cuantas personas no quisieran ser asi...
Tal vez digas: "claro q facil, como no te pasa a vos!", pero creeme Gaby, todos tenemos nuestro propio vaso de agua para ahogarnos en el y siempre poemos decidir como queremos estar, todo es actitud y determinacion y vos de eso tienes bastante...
asi q como te decia, tienes dos opciones: estar cabreadas y frustrada o ponerle fe al asunto y tratar de ser feliz con lo mucho q tienes... tu eliges.
Un abrazo Gaby

gabi dijo...

Yo cumpliré 30 años en noviembre. Te hablo con conocimiento de causa: a los 23 yo tenía 2 hijas: una de 3 y otra de dos. Ahora son tres (9, 7 y 5 respectivamente)). La vida me ha permitido verificar que siempre debemos escoger y sacrificar algo (por el momento) ya que no se puede tener todo al mismo tiempo.

Ahora que yo sigo estando bella y joven (!!!) me encuentro con las mamás de los compañeros de mis hijas (de 40 años o más) que en tono triunfal me cuentan lo que han vivido antes de casarse y antes de tener hijos: viajar, estudiar, conocer gente, etc. Pero al mismo tiempo noto una mirada de envidia cuando me dicen: ¡Qué grandes sus niñas! ¡Y usted tan joven! ¡Ni se le nota!

Ha implicado un sacrificio más grande tratar de sacar una carrera universitaria siendo mamá, pero las bendiciones de la maternidad lo compensan mil veces!!

Pero te entiendo es difícil mantener la perspectiva en medio de la tormenta. Decímelo a mí cuando tengo que entregar trabajos de la U, de la Oficina, llevar las niñas al ballet, terapia de atención, natación, cocinar, correr de acá para allá en medio de la ciudad y sobrevivir en el intento!

Pero se sobrevive para contarlo.

(Sorry por lo largo del comentario :D

Atrapasueños dijo...

y creerás que eres la primera persona que tomó decisiones erradas en algún momento de su vida? sea como sea esas decisiones nos llevaron a los caminos que recorremos hoy y tenemos que saber andarlos, si las decisiones hubieran sido otras tu vida no sería ni mejor ni peor pero siempre sería solo tuya

LA Gaby dijo...

Petra, Naty, Gabi, Rommmmmmmel:

Les agradezco muchísimo sus comentarios, para mí es siempre importante tener el apoyo en el hombro virtual que me ofrecen.

Muchas muchas gracias.

Ludovico dijo...

Dr. House tiene una buena frase: "No se muere don dignidad. Se vive con ella" Y yo doy fe que vos no te resignas.

tranqui, y se te quiere, mudota

|_Bonny_| dijo...

What if, what if...

Después de leer ese post, ella se preguntaba también, Qué pasaría sí..?

Ahora su niña tendría 7 años y ella quizás no hubiese entrado a la universidad, y quizás no se hubiese preparado como se ha preparado todo este tiempo...

Quizás sería infeliz, dedicada a una criatura, olvidandose de sí...

Qué tal si..? Ella ahora está a punto de terminar la carrera, tiene algo de dinero, se da sus gustos, puede llegar tarde, no tiene que rendirle cuentas a nadie y hace lo que le da la gana.

Y ella se olvidó de pensar en ser una madre, porque le aterra que un individuo la ate a este mundo. No, ella quiere ser libre...

yo misma dijo...

el otro día leí el blog y me quedé pensando y regreso para escribirte lo que yo pienso... a mi también me pasa, creo qeu es normal cuando una es madre antes de la hora supuestamente "correcta" (y no importa la edad), y también he sentido esa frustración.. eso de sentirte libre sin nadie que dependa de ti. Por suerte el lado amable surge en esos momentos, cuando el pollo me sonríe, me quiere y me hace sentir, que no lo hago tan mal, y que no es pura casualidad que sea él tan chévere... y estoy segura que a vos te pasa lo mismo. Y vivir esta experiencia nos da más cosas que las que supuestamente nos quita.

yo misma dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Colores dijo...

Gaby: no debés arrepentirte de lo vivido!! YO creo que uno no debe arrepentirse de nada de lo vivido... debés mirar hacia adelante y pensar que tienes un hermoso tesoro que es tu Benjamín, lo más preciado que la vida te puede dar! Y además tenés juventud! toda la vida por delante para hacer lo que quieras, para decidir lo que quieras!!!
Te dejo un beso!