15 de febrero de 2007

La primera vez

Yo creo que las primeras veces siempre te dan el patrón para las siguientes veces que repitas lo que acabas de estrenar. Es por eso es que pienso que es importante tener buenas primeras veces, de cualquier cosa, no necesariamente sólo de la primera vez sexual (pero también).

La primera vez que yo fumé marihuana, es algo que debe ser digno de ser contado… Porque me recuerda la locura adolescente, cuando nada más importa, cuando cualquier cosa puede esperar porque tienes todo el tiempo por delante para seguir jodiendo.

En fin, suficiente introducción… vamos con la historia:

Yo tenía 16 años, y tenía un novio que tenía un cuerpo escultural, pero una nariz gigantesca que no dejaba ver el resto de su cara. Era un chico muy gracioso, y para qué que estaba bueno. Era mi compañero del Club de Periodismo, y bueno, cuando estábamos juntos la pasábamos bastante bien.

Yo sabía que el Davicho trabajaba. Que vendía cosas, y que de esa plata salían nuestras salidas al cine, las salidas a bailar, y mi lindo regalo de un mes.

Un día el Davicho me invitó a su casa en Guayllabamba a la que iríamos con su hermano, la novia, el primo y la novia, saldríamos el jueves, pasaríamos ahí el fin de semana, y regresaríamos a Quito el domingo en la noche.
¿Quieres ir?... ¡Claro!

Mami, mami, me voy a la hacienda de una amiga en Guayllabamba y regreso el domingo en la noche, me voy con ella y los papás.

El jueves después de clases fui a la casa del susodicho conocí al primo y a las chicas otras novias, con las que compartiría el fin de semana.
Fuimos a hacer compras al Supermaxi, ellos compraron tanta comida como para un mes, yo le dije al D que era demasiada comida como para un fin de semana, a lo que el respondió “te juro que allá te va a dar hambre”.

Subimos las N número de fundas al auto y salimos rumbo norte para la casita.

Una hora después estábamos en la puerta de entrada, dentro, la casa era bastante simple, tenía 3 cuartos y un baño, la sala estaba conformada por los muebles viejos y desechados de la casa de D.
Después del huasi-tour D me dijo que si quería ver la plantación.
¿Plantación?... Claro, vamos.

Salimos de la casa y la rodeamos, detrás de la casa una fila que a mis miopes ojos era interminable de platas verdes con flores rojas y amarillas se presentaba inmensa y hermosa.
¿Plantas de qué son? Pregunté yo en mi candidez.
Son plantas de marihuana. Dijo el.
¿¡¿¡Marihuana?!?!
Aja, eso vamos a cosechar hoy, vamos a hacer los teques y los vamos a llevar a Quito a vender. Y si, también, vamos a fumar. ¿Quieres?

Ese momento, todas las frases dichas por todas las personas que conocía acerca de la marihuana pasaron por mi cabeza.

“Bueno” Dije yo.
El… sonrió maliciosamente.

Al parecer los papeles estaban bien definidos en lo que se refería a la cosecha. Los hombres salieron a cosechar y las mujeres nos quedamos dentro de la casa cocinando en cantidades exuberantes.
Después entraron los hombres con costales llenos de las hojas de 7 puntas, en unos costales las de flores rojas, que como me explicaba el experto en el asunto (el primo) esa era el punto rojo, una especie diferente y más poderosa, que la amarilla que él llamaba “la común” y que después yo la llamaría “chola”.
Detrás de uno de los sillones había una especie de prensa que tenía una plancha como en la que se fríen las hamburguesas. La sacaron, la calentaron, y ponían dentro uno de los costales, cerraban la prensa, esperaban unos segundos, la abrían y un cuadrado de plantas comprimidas salía de ella.

Las mujeres estábamos encargadas de ir partiendo “la galleta” en pedazos diferentes para los teques de diferentes precios.
Los de cinco mil sucres, los de diez mil y los de veinte mil.
Los papeles ya habían sido llevados, cortados dependiendo del precio. Los de cinco mil eran un cuarto de hoja, los de diez mil media hoja y los de veinte mil una hoja completa.

El sobrante de cada “galleta” se metía en una funda de supermaxi que estaba a un lado de la mesa donde estábamos haciendo los paquetes.

Cuando los costales ya se habían terminado, y todos los paquetes estaban ya hechos, los hombres se sentaron a nuestro lado y levantaron la funda de supermaxi y comenzaron a hacer pedacitos pequeños, acción que ellos llamaban “descogollar”.

La novia del primo fue a buscar “los implementos”, cuando regresó tenía en sus manos un bolso morado del que sacó un par de pipas, y papeles de enrollar.

Y la fumetiza empezó.

El D, “armó un bate” para los dos (ay él tan romántico) y me dijo:

-“Sólo aspira, como si fuera un tabaco, haces el golpe, y mantienes el humo adentro y después botas”
Seguí sus instrucciones, pero, apenas había hecho el golpe una tos intensa vino a mí, y sentía que me ahogaba.
-“Tranquila, eso siempre pasa, hasta que te acostumbras”





Así que seguí intentándolo, y bueno… Las imágenes desde este momento son menos, tengo recuerdos de estar comiendo en un estado de hiper hambruna, recuerdo escenas fumando más, recuerdo el sol saliendo, recuerdo los besos intensos y las mandadas de mano de parte del novio, recuerdo imágenes sexuales, en las que no sé si estaba siendo vista o no.

Y después recuerdo la funda de supermaxi vacía y al hermano diciendo que teníamos que volver a Quito. Recuerdo que esa noche no regresé a mi casa, porque no sabía ni siquiera donde estaba parada.

Al día siguiente regresé a casa. En el bus me enteré que no era lunes, si no miércoles.
Mi madre no dijo nada… Sólo estaba feliz de que estuviera viva. Y me dejó dormir hasta el día siguiente. Al que fui a clases todavía en mal estado… Un mal estado que duró hasta el viernes.

El Davicho y yo terminamos un par de meses después, y obviamente se convirtió en mi pusher. Hasta que su familia se enteró de sus negocios, quemaron la plantación con querosén y lo mandaron a vivir a Suiza.
Cuando volvió era cristiano, y ya no le hacía al vicio, tenía una banda de “white metal” con su hermano y su primo…

Yo en cambio por haber fumado tanto la primera vez, con un solo pipazo no era suficiente, así que por lo bajo, fumaba alrededor de 3 bates diarios y los fines de semana podía doblar la cantidad, y a veces más.
Ahora que lo recuerdo, y que lo pienso con cabeza más fría esa es demasiada marihuana como para este cuerpito.

Por suerte un año después de todo eso, quedé embarazada, justo en el momento en el que ya quería experimentar con nuevas cosas… yo creo que eso es lo que más agradezco de mi embarazo precoz.
Que prefiero ser una madre joven y no una drogadicta de peso.

17 comentarios:

Red Wine...... dijo...

Me hiciste acuerdo de mi primera vez con la Mariajuana... Igual me atranque, pero np me perdi tanto tiempo no mas me dio full paranoia... Es que me cuidaron tambien los expertos ahi.

LO malo fue mi primera vez con brownie ecoturista, HIJUEPU! me quede colgadaza una semana, esa nota te hace alucinar... ya me acorde :S

Ludovico dijo...

el brownie de mierda te deja taaaan colgado :S

Elgordo dijo...

COmo ya lo dije por ahi, el hermano de un super pana le daba al uso y comercialización de la vaina, las consecuencias de ellos ya lo contaré, pues no sólo el sino parte del barrio, tambien le daban al consumo, así que yo estaba en mis 17 creo cuando con unos panas recontra zanahorias encontramos un paquete del tamaño de una colilla,envuelto en papel de cuaderno, por haberlo encontrado en cierto lugar, nos causó tal curisosidad que lo abrimos, allí habían hojas similares a lo que hay en un tabaco, solamente que tenia un olor más feo que basurero de mercado público, preguntamos a los entendidos y ellos dijeron que era droga, del susto lo botamos enseguida, pero el olor en las manos duro un día completo, no entendí nunca como ese olor tan feo podía ser inhalado de cualquier modo, o me equivoco?

Anónimo dijo...

Despues de leer este post me vino un efecto que creo debe ser parecido a la marihuana, he tenido miles de veces la oportunidad de hacerle a un bate, pero nunca lo hize, ahora que lo estoy pensando seriamente nadie me ofrece =(

xena dijo...

Ese anónimo fui yo... =S creo que me cogio el efecto del post.

Sick Boy dijo...

chuta... ojala nos hubieramos conocido antes para que me presentes a ese proveedor tuyo jejeje... directo de fabrica...

el mio ya me esta tranzando... va a terminar mal eso jejejeje

con todo si las primeras veces con asi en la memoria.... irrepetibles... y blogeables jajaja

dark ikari dijo...

*.* actualmente quede un poco impactado con lo que lei ( o sera el efecto de que me esta doliendo mi pobre higado)
recuerdo tambien mi epoca de joven, estaba con mis amigos y aquel al que consideraba mi sensei (era brujo, peleador y conquistador de chicas todo en 1) unos probando cigarrillo y el sacando una especie de pipa diminuta que tenia la cabeza de un enano.

*que es eso, puedo fumar (hasta ahora no le e hecho al cigarrillo)

*nooo

*por que

*es droga

*puedo probar?

en ese instante el se puso cabrero y me agarro del hombro alzandome y poniendome contra la pared

*solo escucha esto una vez, si algun dia yo me entero que tu te metes una de estas hue&/%(/%das juro que de donde este me regreso y te saco la p&/%/% a patadas.

aunque uno que otro insistio enq ue seria bueno que aprendiera el se nego y aun con todo, respeto/temor por la paliza no le hice al vicio, al final me di cuenta que era por curiosidad mas que por deseo

aun no tengo deseo de eso Gaby n.n pero me gusto tu historia y el hecho que tomaras conciencia que la droga podria haber lastimado al Benjo cuando aun era un feto.

Nos vemos

pd: avisame por mail la hora enq ue sabes estar en el msn para chatear

Carlos dijo...

...yo lo único que se es que la yerba no combina con el trago.

Te da un bajón espantoso, taquicardia, nubla la vista, presión baja... puagggggg

Santo remedio, primera y única, nunca más...

Saludos

Red Wine...... dijo...

Osea blancazo, uy que fiero jamas mezclen weed con absolut vodka mandarina, y en el parque del arbolito :S...

j_major dijo...

yo hasta ahora no le he hecho a esa vaina, la verdad si me da curiosidad pero cuando le pedi a un pana que acolite, el man dijo "bueno, bueno..." y nunca se concretò...

|_Bonny_| dijo...

Meja lenda, me encantó como terminaste la historia...

Que prefiero ser una madre joven y no una drogadicta de peso

Que bueno que tu Demoño te haya devuelto los pies sobre la tierra.

Punto rojo? En cantidades industriales! Que bestia!! Con razon que no podias bajarte..

Meja a mi me encanta la despegada que te pega la weed, pero en lo personal despues de una media hora a mi me comienza a latir rapido el corazon ( o son ideas mias aun no lo se) y me entra una paranoia del carajo... Igual yo fumo unas 3 veces en todo el año...

Mi droga es Luisito :)

choPAn dijo...

mi primera vez con la weed fue a lo bestia.. pero más porque yo consumí con fines medicinales (no tanto psicotrópicos)... tenía, hasta ahora tengo, problemas de espalda... y me ayudó a relajarme ful... totalmente de acuerdo... las primeras veces son las que te marcan.... Un abrazo!!!

LA Gaby dijo...

Yo mezclo weed y cerveza... Es lo unico que mezclo pero... con otras cosas JAMAS! Ni loca! Se lo que produce y nooooo! Ademas... ni que fumara tanto... solo fumo cuando hay y en buena compañía

ShiniS dijo...

A decir verdad he tenido la oportunidad de hacerle muchas veces.. incluso una persona muy cercana a mi es pusher... pero el dijo que mientras sea menor de edad (tengo 17) no me dejaria probar ninguna de esas cosas.. tengo la curiosidad, pero sinceramente aun no pienso seriamenten en probarla... esperemos a los 18!
Buen Post Gaby..

kiko dijo...

El truco es fumar primero y luego beber. Si lo haces en reversa, que lio. Yo lo aprendi a la mala. Quede inconciente, y me desperte dentro de una tina llena de agua, como? Me estaba ahogando! Cuando le cogi el tino a la fumada, me hizo parnoico, cada vez que salia a la calle y veia las luces de los postes salia corriendo, pensaba que era la policia persiguiendome. La ultima vez que fume fue hace seis anos cuando supe que hiba a ser "Padre". Me encantaba fumar y ver peliculas, porque me quedaba dormido, me relajaba tanto. Lo malo era que me despertaban porque tenia que ir a mi casa. Cuando estaba conduciendo, pensaba en mis alucinaciones, que habia carros y que les pasaba a 100 por hora, lo que en verdad era, los malditos postes de luz!

Autómata dijo...

Aunque llegué tarde, tu primera vez fué muy tenaz, yo tuve varias primeras veces porque la primera primera fue en una fiesta y como esta ba medio borrachoso no lo disfruté, pero luego fue con mi primo y con los panas de casi toda la vida y así me quedé unos 5 años de consumo frecuente de weed y cuando conocí al sr. skunk ya no pude dejar su olor y sabor peculiar y el vuelo intenso con muy poco, hace medio año dejé de fumar, ahora soy padre y quedó atrás las4, 5 o 6 fumadas por día, incluso llegué a pensar que en esa época fue necesario sino hoy fuera una mala persona cabreado y afectado por el stress de tanto trabajo de mierda que he tenido, ahora creo que no la necesito, aunque queda abierta la posibilidad de un chafito de festejo y hay fechas o eventos que lo ameritarán... ah y nunca me dió por darle a lo más fuerte y eso que mi room mate es un yonqui de mierda.... malditas rocas...

CT dijo...

wow que lindo
las primeras veces nunca se olvidas :D