22 de junio de 2008

-paranoia will destroy 'ya-




Pensé que era paranoia. Pensé que definitivamente todos estos sentimientos de miedo eran completamente paranoicos y que en vez de irme al ginecólogo tal vez me vaya al psicólogo.


Hasta que gracias a una conversación con esta gran señora, recordé que es el instinto de protección. Ese que se desarrolla cuando una es mamá, esa sensación que tenemos de que cualquier cosa puede afectarle a éste mínimo y milimétrico bebé. Ese pequeño que aún ni tiene forma humana... Esa personita que está trayendo tanta alegría a la vida de una.

Es querer poder encerrarme dentro de la casa y poder estar completamente a salvo de cualquier daño a mi o al pequeño... Es normal... Es natural... Así nos pasa a las mamás.

Entonces venceré al miedo. Cuando estuve embarazada de mi Demoño dejé que el instinto se apodere de mi. Esta vez no voy a dejar que me gane.
Así como me he decidido a no tener estragos porque "no tengo tiempo" entonces tampoco dejaré de salir de la casa ni de hacer lo que he hecho hasta ahora.
Eso sí, con mucha precaución, pero solo la necesaria.

5 comentarios:

Pitonizza dijo...

Dios protege a las madres. Y el instinto maternal es la voz divina que te indica si algo puede andar mal. Todo saldrá bien si escuchas esa voz. ¡Suerte!

yo misma dijo...

No pues, disfruta mucho el embarazo,una buena actitud siempre ayuda y el bebé está de lo mejor dentro tuyo debe ser como un paraíso.

Dragonfly dijo...

Mira, ese instinto maternal y esa protección que llevan las madres por dentro es superior a muchas cosas, así es que tu, déjate guiar por el instinto.

Besos ;)

Ursus Andinus dijo...

Protege a quien estás engendrando... es lógico proteger en demasía algo tan frágil y que está a tu cuidado...
Se feliz, disfruta con prudencia...
Un abrazo y acá estoy pa ayudarte en lo q pueda un cuasiabogado.... ja ja

Jassy dijo...

Vengo a visitarte desde el blog del Lobo, oh gran ministra plenipotenciaria, y me ecuentro con que vas a ser mami
Yo tengo un precioso terremoto y se lo que se disfruta y del miedo que se siente y de todo el amasijo de sentimientos que surgen, pero una mamá lo supera todo.
Para lo que necesites estoy.
Un beso, seguiré curioseando por tu blog.