13 de marzo de 2007

pequeño GRAN homenaje

Es impresionante como el sistema empequeñece a los hombres más grandes y necesarios, para que las venas de sus ciudades funcionen adecuadamente, no como este disfuncional sistema lleno de desigualdades y lleno de errores. Donde quienes están absorvidos por el, piensan que uno es más grande cuando más billetes verdes posee, sin darse cuenta que quienes realmente hacen que dentro de esta disfuncionalidad no haya caos, son esos pequeños seres cotidianos, esos pequeños seres que habitan en lugares periféricos, pero que gracias a ellos, el sistema se levanta día a día.

Dentro de mi cotidianidad, me es sumamente necesario (por culpa de esta fobia a cruzar las calles) la presencia de un hermoso ser. El policía de tránsito, quien cada mañana, hace parar el tráfico acumulado en la avenida que diariamente debo cruzar, para que yo llegue sana y salva al otro lado de la calle y pueda ir a clases tranquila.

Desde que empecé el primer semestre en la universidad, cada mañana, este hombresito, pequeño en tamaño (y para que yo diga que es pequeño, es porque REALMENTE es pequeño) se enfrenta a estos montruos motorizados, y muestra sus manos blancas ante ellos y los obliga a parar, para que con una grande sonrisa me responda a los "buenos días" que le deseo cada mañana.

Este es uno de los pequeños GRANDES hombres que cambian mi día. Que me recuerdan la simpleza, que me recuerdan que uno no tiene que ser un gran personaje para ser importante en el pequeño universo de quienes gracias a su poder de parar maquinas motorizadas llegamos a tiempo a clases o nos salvamos de ser devorados bajo las grandísimas fauces que atentan contra nuestras vidas a diario.

13 comentarios:

phantom dijo...

"...estos mountros motorizados"

Hasta "mostro" había llegado, pero "mountro", esa si es nueva. Jejeje.

LA Gaby dijo...

ya ya ya QUEJUMBROSO yastá corregido

Ludovico dijo...

El policia de la patria, frente a la embajada?? es un cool!!! :)

Evan dijo...

Sabés Gaby? Eso que contás es como el valor de las pequeñas cosas... muchas veces parecen insignificantes, pero por más que sean pequeñitas su peso vale oro.

Como está el demoño??

Saludos

Raul dijo...

En la vida he aprendido que esas personas que ocupan puestos llamados "insignificantes" tienen un poder muy grande. El portero de un edificio te puede detener en la entrada por muy sorprendedor que seas, o te deja pasar si lo tratas con respeto, como se merece

Alice in Oz dijo...

Ese man es un del pu!!!

dark ikari dijo...

Personas importantes se encuentran raras veces pero se pierden mas rapido que un suspiro....

Anónimo dijo...

Así es, las cosas simples de la vida, andamos tan apurados que no tomamos en cuenta de esas cosas sencillas y simples,..que a la larga es realmente es lo que te llena.
GOR

Atrapasueños dijo...

ya pues sácale crias...

Sick Boy dijo...

si esas son las cosas "insignificantes" que en verdad tiene valor en el dia a dia...

el dia que ese man falte a su puesto se lo va a extrañar bastante de tu parte jejeje

|_Bonny_| dijo...

Que interesante Gaby, pocas personas pueden llegar a ver en los demás lo que tú estás viendo...

Carlos dijo...

...hay chapas y chapas. Por lo que veo este es de sangre liviana.

Majinga-SXEtto dijo...

La vida es especial no por los grandes momentos, sino por el cúmulo de pequeños instantes y detalles que parecen insignificantes pero que realmente son los que se aprecian, esas ráfagas de momentos únicos son las que convierten a este corto paso por esta escuela en inolvidable.