29 de marzo de 2007

Ciudadana


The Calm by ~GKskillz on deviantART

Hoy me puse a reflexionar acerca de "la ciudad". De como uno se siente tan grande y tan poderoso por pertenecer a una ciudad. En nosotros, los quiteños, ese complejo de superioridad es más grande, porque desde niños nos convencen de que somos la capital de este país y que eso nos hace más importantes que las otras ciudades...

Quito es una ciudad pequeña, Quito es un pueblito que se cree ciudad (no me acuerdo quien me dijo esto, pero si estás leyendo -quien quiera que seas- pido disculpas por el plagio).

Hoy pensaba que me encantaría ser una ciudadana del mundo, una cosmopolita -en la idea de cosmopolita que tenía Rubén Darío y los poetas malditos franceses- una ciudadana del cosmos... Me encantaría poder conocer las verdaderas ciudades. Las ciudades grandes, donde la cosmovisión del mundo es en extremo distina, y donde la gente ha perdido esa hermosa capacidad de asombro que todavía la poseen los pueblerinos, o... los que, como yo, vivimos en estos pueblitos que se creen ciudad metropolitana.

Anteayer veía una escena en la película Babel, en Japón, donde la gente camina apurada y sin ver a nadie alrededor, nosotros, en cambio miramos para todos lados, porque, en cualquier esquina, en cualquier ventana de cualquier bus, auto, taxi, en cualquier restaurante, hemos de ver a alguien que conocemos... Porque Quito... Es un pañuelo...

Mientras escuchaba una clase de uno de mis profesores más queridos, quien me da los ánimos para seguir viniendo a esta universidad llena de gente "normal", una de las niñas de mi clase que viene de una ciudad pequeñísma de la Sierra de nuestro pequeñísimo país me preguntaba que era eso que veía ella a través de la ventana...
Yo... En mi visión capitalina-citadina-metropolitana, no podía ver más allá de mis narices, veía la ventana, veía la palmera del parque de la universidad, veía las torres... Y no entendía que era lo que ella quería saber...
-"Ese edificio redondo"
-"Aaaah... Es el Planetario..." -dije yo-
-"Y como se llega allá?"

Impresionante, yo he ido decenas de veces al planetario, es costumbre de T-O-D-A-S las escuelas de Quito el llevar a sus alumnos TODOS LOS AÑOS al planetario... Y ella, una chica universitaria... jamás ha ido...

Las ciudades nos quitan tantas cosas... nos hace tan frios... Sobretodo ésta.
Que rodeada por montañas por todos sus lados, nos hace más herméticos, nos vuelve gente que quiere estar tapado por sus propias montañas mentales... Es por eso que nos parecemos tan poco a la gente que vive en la amplitud del mar, ellos que tienen a la inmensidad frente a ellos, y no montañas que los encierren....

Hoy es un día lluvioso y gris en la ciudad... Hoy es un día que detesto mi ciudad, un día en el que me encantaría salir volando de aquí y aterrizar con los pies desnudos en la arena caliente de cualquier playa solitaria... (Bueno... Semana Santa me regalará arena caliente en las playas manabitas yeeei!!!)

10 comentarios:

Ludovico dijo...

Quito, por ser valle tiene mucho de cuna y de mortaja, por eso uno se siente así!

Alice in Oz dijo...

Dicen que si te paras el tiempo suficiente en una esquina de New York puedes ver pasar al mundo entero... Talvez los pueblerinos que nos creemos citadinos tengamos el tiempo para perder y hacer eso...

Darth Vader ec dijo...

Tuve la suerte de conocer la "gran manzana", y concuerdo con lo que dicen, cada quien va por su lado y no regresa a ver, aquí todavía existe un punto del cuál puedes llegar a donde sea: La Marín, de todos los lados de la ciudad encontrarás un bus que te lleve allá.

Lo que la gente debe entender es que cuando salgamos a una verdadera ciudad y nos perdamos en sus venas, se repetirá la historia que nosotros creamos aquí cuando esa superioridad inexistente nos haga discriminar a la gente proveniente de pequeños poblados.

LaÜ dijo...

a mi me encantaría vivir en nueva york, nada más porque me parece la ciudad más entretenida de todas... y no es por nada pero si vas un fin de semana a la zona en Quito (porque la verdad no hay a dónde más ir), te encuentras siempre con las mismas caritas.

Atrapasueños dijo...

yo preferiria vivir o en Pillaro o en Macas o en Chone, esas son ciudades eminentes!!!

veras que antes de irte a la playa tienes que asomarte para conmerorar el dia mas importante del mundo...

Carlos dijo...

Chone....woooow tocayo!!

Verás Gaby, todo es relativo y tiene su encanto.
En NY tuve la oportunidad de pasar un verano del diablo, eres un NN, no eres NADIE, ni siquiera cuando vas en Brooklin al parque Flooshing, que es como La Carolina aquí, donde ves fines de semana ecuatorianos jugando voley.

Sientes que pierdes la identidad de persona, eres un grano de sal en el quintal.
Nada me hace más felíz saber que Quito es un pañuelo, entrar a un bar y SIEMPRE toparte con un conocido... yo me siento cómodo aquí, porque eleva tu ego como persona el ver que en algún lado te reconocen.

Es lo que yo siento, y ahhhhh, vivir en un pueblo pueblo es genial!!...solo que debes cuidar de tus actos, porque si te ven pluto, al otro día en la tienda de la esquina ya se enteran.

Seeee, me gusta vivir en pueblo, es más,voy a ponerme mi sombrero vaquero que usaba para la gallera ahorita.

Shesho dijo...

Aunque es interesante tu punto de vista, basas tu opinión de que la ciudad de Quito es un pueblo por el simple hecho de su densidad demográfica, y la forma de comportamiento de la población. Si esto fuese así, en el mundo existen entonces tan solo un puñado de ciudades que puedan denominarse como tal. Todo lugar que albergue más de 10 mil habitantes es una ciudad; sobre el tiempo que nos tomamos para ver a nuestro alrededor es un absurdo afirmar que solo en las pequeñas ciudades se puede hacerlo, exceptuando los puntos de alta concentración como sería en NY la gran manzana, acaso en los parques, en las zonas residenciales y demás la gente no se toma un tiempo para observar? acaso cuando existía la ipiales y mucha gente transitaba por ahí podíamos hacerlo? dicen que ven las mismas caras...no será acaso que van a los mismos lugares? si farrean en solanda, la ecuatoriana, calderón o pomasqui seguramente no serán iguales. Acaso no hay diversiones fuera de la zona? exiten cines, bares, discotecas, parques y actividades culturales por toda la ciudad no solo en ese espacio en particular, solo hay que buscarlas. Yo si siento orgullo de haber nacido en este lugar, quizás por esa constante subestimación que expresamos los ecuatorianos por nuestra tierra es lo que nos tiene así, no reconocemos ni apreciamos lo que tenemos pese que, en este caso, Quito ha sido considerada una de las joyas de latinoamérica y como siempre, no por nosotros...

Dorian Gray dijo...

La ciudad que amo aún no he podido escribirla, no es el calor de mi costa, ni el frío de la ciudad donde he tenido más sexo que en ninguna otra, tampoco es la ciudad de los sueños, porque a mi los sueños me apestan, la ciudad que amo aún vive en mi pluma, ansiosa por salir y por mancharme la vida con el negro verduzco de sus pulmones acerados...

La ciudad en la que me han encerrado fuerzas que aún no logro definir es una gota esperando llegar el suelo...

Grandes capitalinos?, grandes por dónde... más grandes mis pelotas y mis deseos de poder vivir aquí, entre el frío, la lluvia y la gente, sin contaminarme de lo que no dicen...

Un abrazo, alos tiempos, desde la orilla de mis cuentos

Carlos dijo...

Shesho, vivo en Pomasqui, farreo o me divierto en pueblo o ciudad, por eso amo Quito...hoy puedo irme a una gallera y mañana al Vulcano, a eso me refería.
Igual encontraré alguien que me salude.

Edd dijo...

Es obligación de todo capitalino ser arrogante ;) ´pregúntale a los argentinos , chilenos, peruanos "provincianos" lo que piensan de sus compatriotas de las capitales. Así mismo es, aunque en esta ciudad vivan cuatro gatos como digo